Tengo una cita… A solas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Tengo una cita… Con mi orgasmo

Previsión para hoy: templado a primeras horas del día, cálido a medida que avance la jornada y abrasador en la transición de tarde a noche.

Preliminares

Esto será así porque es el día del orgasmo (femenino). Contra: restringirlo a jornada única es un NO rotundo. Si se disfruta a voluntad hagámoslo el mayor tiempo posible. En realidad, a día de hoy quedó atrás, pero nos gusta tanto que no somos capaces de relegarlo al olvido. Y tampoco deberíamos.

Sabed que el día 8 de agosto está consagrado al clímax femenino. Los artífices: Jacqueline Gold, Bromley (Reino Unido), fundadora de la división femenina de Ann Summers (artículos eróticos para ellas), que aboga por que la mujer se sienta cómoda y satisfecha en el ámbito sexual. Uno de sus lemas: hágalo, no lo finja. Y Arimatei Dantas, concejal de Esperantina (Brasil) que, en 2006, decidió compensar a su esposa por sus deudas amatorias proponiendo que un día al año fuera consagrado a estimular el placer sexual de las mujeres. Nadie se opuso y el evento llegó incluso a ser legislado. Los esperantinos dedicaron la jornada a la satisfacción de las apetencias íntimas femeninas.

Fechas variables acerca del origen: 9 de mayo, 31 de julio y 8 de agosto. Nos quedamos con todas, incluso propondríamos un día mensual (o más) para festejarlo y practicar el autoplacer, que lleva al autoconocimiento y ambos a la posterior lujuria compartida.

Todo esto llegó mucho más allá, tanto es así que en Noruega es día festivo (no hay excusas para no dedicarle tiempo). Incluso se dice que en Dinamarca el orgasmo es obligatorio y que si un hombre no es capaz de satisfacer a su pareja puede ser multado con un año de abstinencia con vigilancia policial. ¿Verdad o leyenda? Curioso en cualquier caso.

Parte I: programa de la sugestión

10:00 Ya llevo tiempo en pie, algunas de las actividades de la agenda convencional en marcha. Me he puesto ESO que tanto me gusta. Buen pronóstico.

11:00 Momento de pausa mental y recreación. Vislumbro el final de la jornada pública, a eso de las… Pienso en la desconexión, en la bañera ¿O una ducha experimental? Pasatiempos esporádicos para pasar el día.

14:00 Hago los deberes (hay un lugar con miles de terminaciones nerviosas proveedoras de esos pequeños espasmos…) mis ejercicios de Kegel. Sí, delante de todos, ¿crees que alguien lo sabrá? No.

16:00 Queda menos. Incluyo algún sentido en esta ensoñación del futuro próximo: puedo percibir cómo se desliza la espuma por la piel, noto su olor. Y quedan más por añadir aún.

18:00 Veo los dedos resbalando por la espuma. La excitación incipiente me produce escalofríos. Fantasear con el sonido del agua amortiguando los cambios de respiración y el después serán hoy mi entretenimiento favorito.

20:00 La desconexión mental definitiva se acerca. No estoy para nadie. Que de comienzo la bacanal de los sentidos.

Parte II: materialicemos

20:30 El objetivo es una cita con la expansión de las fronteras del placer individual. Pero diferente a lo que creemos saber, porque…

El orgasmo es la excitación sexual caracterizada por un intenso sentimiento de placer. Así que limitarlo a la, más o menos hábil, manipulación de genitales es dejarlo un poco escaso.

Es una sensación muy agradable que parte del cerebro, se consigue estimulando los sentidos, se manifiesta en el cuerpo. Está casi siempre al acecho, preparada para regalarnos una tensión placentera hasta el paroxismo.

Dducha
Cambio de universo ya

21:00 La ducha. Patito, dedos, espuma, tacto, sonido, piel, explorar.

21:05 ¿Qué hacer con la presión del agua? Experimentar, ir deslizando el chorro (con la intensidad y fuerza deseadas) por el cuerpo. Cuello, clavícula, pecho, ombligo, pubis. Potencial alto voltaje e intensificación de sensaciones en el clítoris. Primer punto de inflexión.

21:15 Aceite o crema también aliados de la sensación. Textura y tacto combinados hacen que la piel se erice. Un placer en el que deleitarse ¿Qué tal? Segunda sugerencia.

21:25 En superficie. Quiero, quiero ¿El qué?

Expandir los límites.

Abandonar el control mutando en animal inconsciente, impúdico y desvergonzado.

Algo más que solo manipulación de pezones, clítoris o vulva. Quiero probar con el roce de objetos y dedos. ¿Qué tal un contraste frío-calor en cualquier parte del cuerpo? ¿Y caricias apenas perceptibles con las yemas de los dedos por el interior del brazo? ¿Y deslizamiento con o sin presión por la nuca, el ombligo o la cara interna de los muslos? Otra pista.

cita conmigo 1orgasm-Arco-vía-flickr
aumentaré el rango de sensaciones

23:00 Los músculos están tensos, la humedad y excitación en aumento, la expectación al límite.

00:00 Es la hora en la que todo acaba… O todo empieza de nuevo ¿Por qué parar?

01:45 Lo acabo de decidir, me reconcilio con mi cuerpo. Dejaré de mortificarme con el envoltorio y la apariencia para dedicar todos mis recursos a la exploración, a lo mejor comparto los descubrimientos después.

03:00 Hoy he recordado que el sexo y la autocomplacencia habitan en la mente, se manifiestan en los sentidos, y se materializan en cualquier punto de la piel  casi a voluntad.

 

Parte III: acabamos por hoy

En resumen (el orden puede ser modificado al gusto).

Roce, caricias, fantasías, sugestión, excitación, placer, tensión, fin.

Después ya cada cual que lo haga verso libre, esto no ha sido sino una opción de tantas.

*Pista adicional: juegue y practique tantas veces como le plazca, no tiene contraindicación alguna.

Anycka HC en Diván Inquieto, revisión septiembre 2015.

Versión b de lo publicado en consentimiento

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *